Servidores

Servidores Cloud, Servidores Físicos y NAS.

Si no considera conveniente adaptarse todavía al Cloud Computing, pero quiere disfrutar la tranquilidad de saber que sus datos se guardan perfectamente a salvo en un servidor externo, al que no le afectarán robos, averías, incendios, inundaciones ni ninguna otra contingencia indeseable, puede contratar un servidor cloud.

Esto significa que las personas de su organización trabajarán cada una en su ordenador personal, con aplicaciones instaladas localmente en cada ordenador, pero los archivos y datos estarán guardados en un servidor externo al que estará conectado cada ordenador.

Por último, si decide que prefiere trabajar con servidores físicos (es decir, servidores que están físicamente en su empresa, como un ordenador más, y expuestos a los riesgos anteriormente mencionados que puedan acontecerle), también podemos proveerle del servidor que mejor se adecúe a sus necesidades, e instalárselo y entregarlo funcionando.

¡Confíe en nosotros, somos profesionales!